Doctor Strange (Doctor Estraño)

Pues aqui tenemos la ultima película de la Fase 3 del UCM. Se trata de una presentación formal de un personaje con una larguísima trayectoria ya que fue ideado por Stan Lee y dibujado por Steve Ditko en 1963. 

A este peronajazo le da vida Benedict Cumberbatch, uno de mis actores favoritos.


El doctor Stephen Strange es un reputado neurocirujano de Nueva York tan talentoso como arrogante a la vez, que tras sufrir un aparatoso accidente de coche, sus manos quedan destrozadas, lo que le incapacita para ejercer como tal. Después de someterse a varias intervenciones quirúrgicas en las manos no consigue su movilidad total, por lo que le lleva a explorar nuevas vías para alcanzar su ansiada curación.


Estas nuevas vias le obligan a viajar a Katmandú. Será entonces cuando conozca a La Anciana, quien le descubrirá así un mundo oculto. Durante su entrenamiento aprendende a utilizar sus poderes psíquicos como la proyección astral, la teletransportación o la utilización de reliquias de increíble valor como la capa de levitación, el ojo de Agamotto o los libros de la colección privada de su maestra.

Muy recordada a la cinta de Nolan (Origen) debido a sus efectos especiales, se ven en esta cinta multiplicados por cien, en la que se aprovechan influencias artíticas como las arquitecturas imposibles de Escher. Tengo que admitir que la plasmación de la magia es un auténtico calco a la forma en la que se muestra en los cómics. Ademas en pocas ocasiones esta más justificado pagar por una entrada para una película en 3D.


Las variaciones de los personajes, en general funcionan bien. El más impactante fue el de Tilda Swinton, lo cierto es que a mí personalmente me ha encantado. Pocos personajes femeninos del Universo Cinematográfico de Marvel son tan relevantes por sí mismos y tan alejados de los estereotipos, aunque las críticas fueron feroces cuando se conoció que se le daría sexo al personaje. Lo que esta claro es que te deja con ganas de más, lo cual es muy positivo.


Pero de nuevo encontramos a villanos poco desarrollados a pesar de ser poderosísimos. Mads Mikkelsen no decepciona como Kaecilius, e incluso se comprenden sus motivaciones personales, pero sus compañeros no son más que peones, que nunca llegamos a saber se donde han salido. Dormmamu también se aleja del aspecto clásico de los cómics, aun que personalmente, su aspecto me maravilló.

Pero el premio a la interpretación más sosainas es, desde mi vista, la del barón Mordo. Chiwetel Ejiofor no convence en absoluto (al menos de momento), este iba a ser un personaje que aparentemente iba a ser bastante poco relevante, como es el de la doctora Christine Palmer (Rachel McAdams)


¿El mejor personaje? Creo que es obvio decir que es el propio protagonista de la cinta. El sentido del humor (a veces un poco absurdo) está presente durante toda la película y su carácter y personalidad se transmite en cada secuencia de la misma.

Más allá de eso, Stan Lee realiza su cameo, que es sin duda uno de los sellos de la casa. 

Y en esta ocasión son dos las escenas postcréditos. No diremos demasiado sobre ellas para no estropearos la sorpresa, pero deja claro que esta peli no solo es coherente con el resto del universo Marvel, sino que puede llegar a convertirse en una pieza clave del mismo.

Doctor Strange es muy  importante para el UCM por lo que cuenta con todo un nuevo abanico de posibilidades. El multiverso de Marvel está a la vuelta de la esquina, aunque es probable que se reserve para la Fase 4.


En fin, a la vista de todo lo que os puedo contar, os digo que ésta se ha convertido en mi segunda película favorita de superhéroes (por detrás de "El caballero oscuro") 

Terminada de verla el propio día de su estreno, ya tengo ganas de verla más veces en la pantalla grande para disfrutarla de nuevo así que... ¡No os la perdáis! 


Nota 9'5/10

Escribir comentario

Comentarios: 5